LA IN-FERTILIDAD DESDE EL PSICOANÁLISIS

Nosotros, desde el psicoanálisis, concebiremos la maternidad como una elección y no como una obligación cultural, como un mandato; vemos a diario a mujeres desesperadas yendo de un medico a otro con propuestas maravillosas que muchísimas veces no se llevan a cavo, desde aquí no haremos promesas, simplemente ofreceremos un lugar de trabajo, un abordaje que desde el punto de vista psicoanalítico tendría que ver fundamentalmente con la palabra, con el deseo, allí donde el discurso del inconsciente tiene algo que decir.

Con frecuencia se escucha a las mujeres expresar: “…tengo deseos de quedar embarazada…”, la invitamos a que nos cuente ¿qué será esto para ella?, ¿en que lugar la encuentra?, ¿que escena imaginaria construye para ella y tu pareja?, es así como muchas veces aparece la angustia, los temores, terceros en discordia, la transformación del pasaje de hija a madre con todo lo que ello pueda implicar; por todo esto es que creemos que es fundamental una instancia previa o durante cualquier tratamiento medico-biológico, un espacio de escucha para que se puedan abordar todas estas cuestiones.

Médicamente la infertilidad puede ser definida como la incapacidad de una pareja de concebir o llevar un embarazo a termino, después de un año o más de relaciones sexuales y sin emplear método anticonceptivo alguno. Este concepto incluye a su vez dos términos que se usan como sinónimos pero que no significan exactamente lo mismo:

– Infértil: es una pareja que consigue un embarazo pero éste no llega a término.

– Estéril: es una pareja que no es capaz de concebir.

Se considera a la mujer infértil cuyos embarazos una vez logrados no alcanzan viabilidad fetal, las pérdidas sucesivas de reiterados embarazos podrán ser originarias por múltiples factores, pero ¿que ocurre cuando estos no son orgánicos?, claro, muchos dirán: “…son desconocidas las causas, todavía por la ciencia…”, así lo afirman y en seguida aclaran: “…pero ello no quiere decir que sea psi; no negamos que a lo mejor en un futuro encuentren nuevos factores, pero nuestra pregunta es ¿por que descartan de entrada las cuestiones psi?, quizás también algún día alguien nos lo aclare, no ha sido así hasta el momento; y será allí donde también deberemos aceptar que el deseo de embarazo no siempre se corresponde con el deseo de parir y crear un hijo; por cuanto que la reproducción es un incidente biológico, y en tanto que la maternidad como la paternidad es un echo cultural y por esencia simbólico.

¿Que es ser padre o madre?, entonces no nos viene desde una mitología instintiva sino que es una construcción simbólica. No es lo mismo deseo de un hijo que deseo de maternidad, se considera que el primero implica tener un hijo en tanto que el segundo compromete el ser madre, todas estas cuestiones se juegan en el momento de querer concebir un hijo por todo esto me parece que antes de seguir colocando el cuerpo de medico en medico, -cuando las causas orgánicas no aparecen- en este espacio podrán contar con una escucha para poder decir todo lo que esta pasando ante una decisión tan importante como la maternidad.

 

 

 

 

 

 

tudivanpsiLa In-Fertilidad desde el Psicoanalisis